Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player


COACHING EJECUTIVO PERSONAL

Siendo el Coaching Ontológico y, complementariamente, la PNL en su versión de Código Nuevo, disciplinas que descansan en la capacidad de observar lo que alguien dice, tanto a través de las palabras, como del cuerpo y las emociones (posturas, movimientos, gestos faciales, respiración, fisiología de la piel, miradas, etc.), con el propósito, no sólo de conocer aquello de lo cual habla, sino de descubrir aspectos fundamentales de lo que podríamos llamar “el alma” de quien habla, estamos en condiciones de opinar que una conversación de Coaching brinda múltiples posibilidades:

  • Estar junto a una persona (el coach) que escucha comprometidamente y con la cual se encuentran interpretaciones muy generadoras y acciones efectivas para el logro de los deseos y proyectos personales.
  • Ser asistido por un coach en lo referido a “ver” lo que la persona sola no puede ver, re visitando las preguntas fundamentales acerca de cómo observamos el mundo y cómo queremos vivirlo.
  • Transformar las emociones y estados de ánimo negativos, pasando rápidamente del resentimiento, la resignación, la tristeza, el enojo, el miedo o el pesimismo, a la paz, la sana ambición, la motivación, el entusiasmo, el optimismo y la alegría de vivir.
  • Aumentar el poder de acción y comunicación efectiva mediante el desarrollo de habilidades conversacionales, emocionales y de movimiento, mejorando notablemente la calidad de las relaciones personales, profesionales y sociales.
  • Descubrir el poder de las creencias, los valores y los discursos históricos y culturales en la constitución de quienes somos.
    La conversación de coaching se desarrolla de manera privada, entre coach y aprendiz (o cliente), en un espacio diseñado al efecto, con absoluta confidencialidad y con una duración que varía entre una y dos horas, según las situaciones planteadas.